FANDOM


Para medir la altura de una estrella, lo primero que se hace es colocar la alidada en 0 grados y enfilar a través del visor un objeto distante en el horizonte, H .

Por la parte transparente, el navegante puede avistar el horizonte directamente, mientras que la parte que es espejo (la otra mitad) refleja la imagen del horizonte que viene ya reflejada del espejo grande.

A continuación, y sin dejar de enfilar el lejano horizonte, movemos la alidada para girar el espejo y lograr que nos parezca que la estrella o del Sol descienden hasta el horizonte (en el caso del Sol debemos operar con filtros para impedir que la luz que se refleja en los espejos nos dañe los ojos). El valor del ángulo que mide la altura a la que el astro está sobre el horizonte, es el que se mide sobre el limbo del sextante con el nonius de la alidada. La alidada ha girado hasta que nos parece que el astro bajó hasta el horizonte.

Hay que tener en cuenta que aunque la alidada puede girar un ángulo máximo de 45º, la altura máxima que puede medir es de 90º, la escala (limbo graduado) ya está corregida al doble. Recuerda giro de espejos

El ángulo que forman las dos ramas del bastidor es de 45º y la lectura en el limbo es el doble (90º).

Los sextantes dan errores muy grandes, mayores de 10º de arco, y además resulta difícil enfilar de pie el horizonte en un barco en movimiento. A pesar de esto fueron de gran ayuda para la navegación

referencias:

http://teleformacion.edu.aytolacoruna.es/FISICA/document/fisicaInteractiva/OptGeometrica/EspejoPlano/sextante/Sextante.htm