FANDOM


Foto0157

yo y el sextante

SEXTANTE

Este modelo de goniómetro antecesor del moderno sextante equivalente en su desplazamiento en el limbo a la sexta parte del círculo, es decir a 60 grados y de ahí procede su etimología, es una reproducción nostálgica de la marinería de la mitad del siglo XVII que a pesar de su precaria exactitud permitía hallar rápidamente las coordenadas geográficas en especial la latitud en la que el barco estaba situado, midiendo la altura de las estrellas o del propio sol.


Descripción del Aparato: El aparato consta de un bastidor cuyas ramas están separadas 45 grados y de una alidada móvil que se desliza sobre un limbo graduado de 0 grados- 90 grados. Esta en su extremo inferior está dotada de un tornillo de manipulación y de una especie de nonius que permite la división de un grado en fracciones de 10 grados de arco. En su parte superior lleva un espejo E que está implantado perpendicularmente a la superficie del limbo y de la alidada y conxialmente con el eje de la alidada, de tal modo que es solidario con esta y que al deslizarse esta sobre el limbo se desplaza los mismos grados que la alidada. Una de las ramas del bastidor porta un espejo secundario en el que la mitad es transparente y la otra azogada. La disposición de este espejo secundario es de tal manera que cuando la alidada está sobre el cero de la escala del limbo, ambos espejos E y e tienen que estar paralelos rigurosamente. En la otra rama del bastidos existe una pínula o visor cuyo eje de colimación coincide con el centro del espejo e.




Funcionamiento y modo de empleo: Para medir la altura de una estrella, lo primero que se hará es con la alidada en el 0 grados enfilaremos a través del visor un objeto distante en el horizonte H y si como hemos aludido anteriormente ambos espejos son paralelos la imagen directa que pasa por la parte transparente, así como la reflejada, se fundirán en una sola imagen... A continuación y sin dejar de visionar la imagen lejana del horizonte moveremos la alidada hasta que aparezca la imagen de una estrella o del sol (en este caso debemos operar con unos filtros que llevan los espejos al objeto de que no sean perjudiciales los rayos del sol a la retina) conjuntamente con la imagen que en visión directa teníamos del horizonte. Seguidamente se mirara el limbo y donde corte a la alidada será el valor de la altura del astro. Téngase en cuenta que aunque la alidada será el valor de la altura del astro ya esta corregida al doble siendo este valor el real de la altura, por esa razón el ángulo que forman las dos ramas del bastidor es de 45 grados y la lectura del limbo es del doble (90 grados)